Las 15 Reglas del Dinero que la Escuela No te Enseña: Consejos del Economista Callejero

Las 15 lecciones más importantes que los ricos saben del dinero

¿Te has preguntado alguna vez por qué los ricos tienen más dinero cada día? ¿Te gustaría saber qué es lo que ellos hacen en la economía para incrementar su fortuna? En este artículo, te presentaré las 15 lecciones más importantes que los ricos saben del dinero. Tal vez la lección número 7 sea la más útil para ti. Sigue leyendo para descubrir de qué se trata.

Lección 1: Trabajar es vivir

Según el libro «El economista callejero» del analista chileno Axel Kaiser, un buen economista callejero debe tener claro que siempre se debe trabajar, pero no en cualquier cosa, sino en labores productivas. Se trata de realizar trabajos que creen bienes o servicios que otros necesiten. Solo así se podrá adquirir parte de lo que otros producen para poder vivir. La comida es un recurso escaso que no se encuentra de forma ilimitada, por lo que trabajar para producirla es fundamental.

Lección 2: Trabajo propio o ajeno

Existen dos formas de conseguir los recursos que necesitamos: el trabajo propio o el trabajo ajeno. Podemos financiarnos con nuestro propio trabajo o a costa del trabajo de otros. En el caso de los niños o los enfermos, viven del esfuerzo de sus padres o de sus familiares y amigos. En el caso de los adultos, pueden vivir del esfuerzo ajeno a través de la confiscación coactiva o de la violencia, pero también pueden producir bienes o servicios que los otros quieran o necesiten.

Lección 3: Oferta y demanda

La oferta y la demanda son dos caras de una misma moneda en el mercado. Todo oferente es a su vez un demandante y viceversa. En la interacción económica, ambas partes ganan. Por ejemplo, si una persona vende calzado y otra vende ropa, ambos se benefician y se complementan. Sin embargo, si alguien ofrece algo que nadie quiere, no podrá venderlo y no generará recursos para demandar otros productos.

Lección 4: El que intercambia, lucra

En una relación de intercambio, ambas partes se benefician y por tanto, lucran. No todo lo que se intercambia tiene el mismo valor, por lo que la negociación es necesaria para establecer la cantidad de un producto que compensa la cantidad de otro producto. El comercio mutuamente beneficioso es una forma de colaboración, pero también puede surgir la trampa de un lucro unilateral cuando se exige recibir algo sin entregar a cambio un producto o servicio.

LEER  Las lecciones de Warren Buffett para evitar perder dinero

Lección 5: La productividad determina el ingreso

Lo que somos capaces de generar con nuestro trabajo es lo que determina nuestro ingreso, no la cantidad de horas que trabajamos. Es importante diferenciar entre el aporte real y el esfuerzo realizado. Un oficinista puede trabajar extensas horas, pero si no genera valor, su salario será bajo. Por otro lado, un futbolista juega solo unos minutos, pero su presencia en el campo genera millones en publicidad y patrocinio. Lo importante no es cuánto se trabaja, sino el impacto que se tiene.

Lección 6: El valor es subjetivo

El valor económico de los bienes y servicios es subjetivo y depende de las preferencias individuales. Los precios son el resultado de las valoraciones subjetivas de las personas. Lo que es valioso para uno puede no serlo para otro. Los precios transmiten información sobre los recursos disponibles en la economía y son una guía para las decisiones económicas de los consumidores.

Lección 7: Los consumidores pagan los salarios

El empleador no tiene ningún poder sobre el trabajador por el hecho de tener más riqueza. El salario que recibimos como trabajadores es proporcional a nuestra capacidad de generar riqueza. Los consumidores son quienes pagan los salarios, ya que son ellos quienes deciden si están dispuestos a pagar por los bienes o servicios que ofrecemos. Nuestro ingreso no es producto de la explotación del empleador, sino de nuestra propia habilidad para generar valor.

Lección 8: El capital es ahorro e ingenio aplicado

El capital se compone de ahorro e ingenio aplicado. Son los bienes de capital y las innovaciones tecnológicas las que permiten aumentar la productividad y mejorar nuestros ingresos. El capital humano también es importante, ya que la habilidad y el conocimiento de las personas son fundamentales para generar riqueza. La tecnología y la creatividad pueden abrir oportunidades laborales y mejorar las condiciones de vida.

Lección 9: El dinero no es riqueza

El dinero es un medio de intercambio de bienes y servicios, pero no determina la productividad de una economía. La cantidad de dinero acumulado no hace a una persona rica, sino lo que puede comprar con ese dinero. El dinero facilita el intercambio en la economía, pero su valor depende de la producción de bienes reales. Es importante diferenciar entre el valor real y el valor nominal del dinero.

LEER  40 Consejos Efectivos para Ahorrar Dinero y Hacer Crecer tu Riqueza

Lección 10: Los precios son información

Los precios transmiten información sobre los recursos disponibles en una economía. Son un mecanismo que guía las decisiones económicas de los consumidores, los empresarios y los demás agentes del mercado. Los precios están determinados por la demanda de los productos y por la escasez relativa de los mismos. Un aumento en la demanda de un producto puede hacer que su precio aumente, mientras que una disminución en la demanda puede hacer que su precio disminuya.

Lección 11: La competencia es colaboración y descubrimiento

Contrario a lo que se suele pensar, la competencia no desintegra el orden social, sino que es un engranaje de suma positiva donde todas las partes se benefician. La competencia fomenta la innovación y mejora las condiciones de vida de las personas. Es necesaria la diversidad de participantes en el mercado para que emerjan oportunidades y se genere un mejoramiento constante. La competencia fortalece el espíritu humano y estimula el desarrollo de estrategias para tener éxito.

Lección 12: El empresario es un benefactor social

Los empresarios tienen la capacidad de crear riqueza y elevar el nivel de vida de las personas. Si bien existen algunos que abusan y deben ser sancionados, la mayoría de los empresarios buscan progresar creando productos o servicios que satisfagan los deseos y necesidades de las personas. Es importante que el estado fomente la aparición de emprendedores y que se les respete y apoye, ya que su habilidad para generar valor es lo que determina su éxito.

Lección 13: Innovar es destruir

La innovación conlleva la destrucción o transformación de aquello que viene a reemplazar. El propósito de la innovación es aumentar la eficiencia y descubrir espacios de creación de valor potencial. Cada innovación genera cambios en la economía y puede afectar a los productores actuales, pero al mismo tiempo invita a la innovación para seguir siendo competitivos.

Lección 14: Comerciar nos enriquece

En un mundo globalizado con libre comercio, las innovaciones que ocurren en un lugar benefician a todos. Los productos y tecnologías desarrollados en un país pueden ser utilizados por otros países. El comercio libre fomenta el intercambio de valor a nivel internacional y traen beneficios a la sociedad en su conjunto.

Lección 15: Los lujos de hoy son las necesidades del mañana

El mercado y la innovación hacen posible el surgimiento de nuevos productos que en un principio pueden considerarse lujos. Con el tiempo, estos productos se masifican y se convierten en necesidades para la población. El progreso económico se da gracias al surgimiento de nuevos productos y a la mejora de las condiciones de vida que esto conlleva.

En resumen, estas 15 lecciones nos muestran la importancia de entender cómo funciona la economía y cómo podemos aprovecharla para nuestro crecimiento financiero. El conocimiento de estos principios nos ayudará a tomar decisiones más acertadas y a mejorar nuestra situación económica. No olvides que la economía es una disciplina fundamental en nuestra vida diaria y debemos estar informados sobre ella.

Deja un comentario