Una guía simple para entender las finanzas de una vez por todas

Entendiendo cómo funcionan las finanzas

Imagina que tienes tres gallinas, cada una de las cuales pone un huevo al día. Esos tres huevos son todo lo que puedes consumir diariamente. Así que el lunes tienes tres huevos, el martes tres huevos, el miércoles tres huevos, y así sucesivamente. Quizás un día comes huevos revueltos, otro día comes huevos duros.

Hasta que un día decides que ya no quieres vivir así. Quieres algo diferente, quieres hacer un pastel de 10 huevos. Pero no tienes los 10 huevos necesarios. Sabes que si sigues comiendo tus 3 huevos diarios, nunca podrás acumular los 10 huevos que necesitas. Además, no quieres esperar, tienes ganas de comer el pastel ahora.

Afortunadamente, cerca de tu casa hay una granja donde dan huevos a crédito. El granjero te dice que si quieres 10 huevos hoy, tendrás que devolverle 12 huevos en el futuro. Pero esto no te desanima, el futuro parece lejano. Así que decides tomar los 10 huevos y disfrutar del rico pastel que tanto soñaste, y lo haces. Ese día te sientes feliz como una lombriz, finalmente tienes lo que querías.

Todo sigue su curso hasta que un día la gente del granjero viene a cobrarte los huevos que tomaste fiados. Te piden un huevo cada semana. Un huevo no parece mucho, ¿verdad? Sin embargo, antes comías tres huevos al día, y ahora un día a la semana solo debes conformarte con dos. Si a trece parecía poco, imagínate dos. Ahora estás infeliz cada vez que viene el cobrador de huevos. El pastel de 10 huevos ya no te da felicidad, te lo comiste en pocos días pero lo vas a pagar durante las siguientes doce semanas.

LEER  Evita Estos Errores Financieros a Toda Costa: Cuidado con Estas Malas Prácticas con tu Dinero

Si hoy tienes tres gallinas y consumes cuatro huevos, mañana tendrás que sobrevivir solo con dos. Mientras tanto, tu vecino, que también tiene tres gallinas, por un tiempo come solo dos huevos para poder acumular unos 20 huevos y venderlos, y comprarse otra gallina. Gracias a esto, pronto tiene 4 huevos diarios.

Lo mismo ocurre con el dinero, los inversionistas saben que primero necesitan sacrificar el dinero de hoy para tener más en el futuro. Como ya seguramente lo adivinaste, las gallinas representan la fuente de ingresos (empleo, negocio, etc.), los huevos representan el dinero, la granja representa el banco, y el pastel de 10 huevos representa cualquier cosa que queremos tener pero que actualmente no nos alcanza para pagar: un carro, un televisor más grande, unas vacaciones, tú lo decides.

Si estás bien con tus ingresos actuales y tus tres huevos al día, entonces no necesitas cambiar nada. Pero si quieres un pastel, tienes que tomar acción. Puedes pedir prestado el dinero, disfrutar el presente y sufrir en el futuro. Puedes reducir temporalmente tu consumo de huevos (dinero) para acumular lo suficiente y comprar la cosa que deseas. Sacrificas el presente para tener algo en el futuro. Esto es difícil, especialmente si se gana poco. Pero puedes conseguir más gallinas, más fuentes de ingresos, para mejorar tu estilo de vida en el futuro.

Tal vez esta sea la mejor opción, así que vale la pena considerar nuestras posibilidades y decidir.

Si quieres seguir aprendiendo, aquí te dejo otro vídeo o también puedes abrir tu cuenta en audiobook para conseguir gratis tu primer audiolibro sobre finanzas. En la descripción o en el primer comentario te dejo mis recomendaciones. Gracias si decides usar nuestro enlace. Hasta el próximo vídeo.

Deja un comentario