Cómo eliminar preocupaciones y disfrutar de cada momento: Resumen animado de Dale Carnegie

Si tu más grande preocupación no tiene solución porque te preocupas y si esta gran preocupación tiene solución porque pierdes el tiempo preocupándote. Hace unos meses atrás estaba agobiada por mis preocupaciones, esto me provocaba una constante falta de concentración y problemas para dormir. Mientras buscaba en internet métodos para vencer las preocupaciones, encontré el título en grande «Cómo suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida» por Dale Carnegie. Sabía que era lo que necesitaba y no me detuve hasta adquirirlo. Llevo varias semanas poniendo en práctica las técnicas y los resultados han sido muy buenos.

Me siento en paz, estoy más activa y duermo como un bebé. Hoy quiero compartir contigo todo lo que he aprendido para que al igual que yo, tú también puedes controlar tu vida o mejor dicho, tus pensamientos.

Pensamientos y preocupaciones

Absolutamente todos tenemos problemas, cosas que nos salen mal, fracasos, matrimoniales, la soledad, problemas económicos. Por otra parte, también existen cosas tan insignificantes como tener una nariz grande o no tener los zapatos de temporada, cosas pequeñas pero que arman un lío en nuestro cerebro. No obstante, hay personas que han logrado controlar estos pensamientos y si ellos pudieron hacerlo, nosotros también podemos lograrlo.

El daño que las preocupaciones pueden hacernos

Dale Carnegie dice que las preocupaciones y el estrés paralizan a más seres humanos que cualquier otra enfermedad conocida en el mundo. Pocos nos previenen de esta enfermedad emocional de las preocupaciones, una enfermedad que ha causado diez mil veces más daño que la viruela. Son miles de personas que mueren cada año a causa de desfallecimientos nerviosos, úlceras de estómago, perturbaciones cardíacas e insomnios. Y en la mayoría de los casos, la preocupación y las emociones son factores contribuyentes. Sin mencionar que también te hacen arrugas en tu cara, que al final se convierte en otra preocupación más.

No es esa perder tu salud y tu dinero a causa de las preocupaciones.

Técnicas para traer paz a tu vida

Hoy te mostraré algunas técnicas que puedes poner en práctica para traer paz a tu vida.

Técnica número 1: Vive solo el día de hoy

En una ocasión, Sir William Osler dijo a sus estudiantes que solía suponerse que un hombre como él, que había sido catedrático de cuatro universidades y había escrito un libro muy leído, tenía un cerebro de calidad especial. Declaró que esto era inexacto, y dijo que sus íntimos amigos sabían que su cerebro era de la naturaleza más mediocre. ¿Cuál era entonces el secreto de su triunfo? Manifestó que era lo que él llamaba «vivir en compartimentos estancos», es decir, vivir solo el día de hoy. Cierra las puertas al pasado y al futuro, así quedarás seguro. Seguro por hoy.

LEER  5 estrategias para proteger tus finanzas personales en tiempos de crisis económica y alta inflación en 2022

No vivas en el ayer ni en el mañana, vive en compartimentos estancos al día. Vamos a simplificar esta técnica con cajas. Imagina que tienes tres cajas: una se llama pasado, la otra presente y la otra futuro. Cerremos la caja del pasado, con ella se cierran todos los problemas, todos los recuerdos y pensamientos que te causan dolor. Bien, ahora vamos a cerrar la caja del futuro, y con ella se va todo lo que piensas que pueda pasar, pero que aún no lo has vivido. Así que no tiene sentido preocuparte por ello. Ahora, abre la caja del presente, es el día que estás viviendo hoy. Disfruta con alegría todo lo que tienes hoy, ama, ríe, observa y disfruta de este día. Si lo deseas, también puedes crear pequeñas cajas para este día, por ejemplo, caja para la casa, el trabajo y la escuela. Piensa que al despertar te diste cuenta que se dañó la tubería y piensas «este problema me acaba de arruinar el día». Si tuvieras más cajas dentro del presente, esto no pasaría. Sale de tu casa y cierra la pequeña caja de casa, camina por la calle con una sonrisa. Vas a tu trabajo y disfrutas el resto del día. Quizás estás pensando, «muy bonitas las cajitas, pero esto significa que no debo hacer esfuerzo alguno para el futuro». No, en lo absoluto. El mejor modo de prepararnos para el mañana es concentrarnos con toda la inteligencia, todo el entusiasmo, en hacer el trabajo de hoy. Es la mejor manera de cuidar nuestro futuro y librarnos de las ansiedades, nervios y el estrés. Te comparto una frase que uso antes de irme a dormir. «Señor, he dado lo mejor de mí en este día, el resto queda en tus manos». Aprende a vivir un día a la vez y verás como todo mejora.

Técnica número 2: Frente a los problemas

Usando estos tres pasos:

LEER  Cómo Alcanzar la Libertad Financiera: 7 Objetivos Financieros para el Éxito

Paso número uno: Analiza la situación valientemente y con honradez

Imagina lo peor que podría suceder como consecuencia de este fracaso o este problema. Hazte la pregunta «¿Qué es lo peor que podría pasarme? perder mi empleo, perder mi casa, que se burlen de mí y en el peor de los casos, morirme». ¿Qué es eso a lo que tanto temo?

Paso número 2: Después de imaginarte lo peor que pudiera suceder, hazle frente y acepta

La verdadera paz del espíritu viene de la aceptación de lo peor. Cuando aceptamos lo peor, ya no tenemos nada que perder y esto significa automáticamente que tenemos todo que ganar. Evita destrozar tu vida con furiosos torbellinos solo por negar o no aceptar lo que pasó o lo peor que pudiera pasar. Acepta que fue así, acéptalo porque ese es el primer paso para superar las consecuencias de cualquier calamidad.

Paso número 3: Dedica todo tu tiempo y energía a mejorar lo peor que ya tienes mentalmente aceptado

Cuando nos preocupamos, nuestros espíritus andan de aquí para allá sin rumbo, sin pararse en ninguna parte, de forma que perdemos toda nuestra facultad para tomar decisiones. En cambio, cuando nos obligamos a encarar lo peor y lo aceptamos mentalmente, eliminamos todas esas imaginaciones y nos traemos a tierra firme, para centrarnos en las soluciones. Ahora es el tiempo para remediar o reducir la pérdida de tus problemas, pero con una mente tranquila y sin presiones para tomar la mejor decisión. Toma lápiz y papel y sigue estos tres pasos:

Paso número 1: Reúne todos los hechos

Porque es tan importante reunir todos los hechos. Porque sin tener los hechos, no podemos siquiera intentar resolver los problemas de un modo inteligente. En este paso, debes contestar a la pregunta «¿Qué me preocupa?»

Paso número 2: Analiza e interpreta todos los hechos

Sólo entonces llegarás a una decisión. Considera tu punto de vista, como también el punto de vista de una tercera persona. En este paso, debes contestar a la pregunta «¿Qué puedo hacer en este caso?»

Paso número 3: Actuar

Si te es posible, comienza inmediatamente a llevar a cabo tu decisión. De lo contrario, fija una fecha para hacerlo. Esta fecha debe ser lo más cercana posible.

Estas son sólo algunas de las técnicas que puedes encontrar en el libro «Cómo suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida» de Dale Carnegie. Todo está explicado con historias reales que te motivarán a vivir una vida tranquila. No pierdas más el tiempo preocupándote, ocúpate. ¿Cómo has logrado suprimir tus preocupaciones? Comparte con nosotros en los comentarios.

Síguenos en Twitter como @aprendizfin, en Facebook como Aprendiz Financiero, o déjanos un comentario debajo de este artículo.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario