Diferencias clave entre liderazgo y jefatura: ¿Cuál es la clave del éxito?

Diferencia entre un mal jefe y uno bueno: 5 comparaciones esenciales

Esta pregunta surgió durante una conversación con Camille sobre mi primer empleo en Honduras. Mis experiencias no han sido las mejores y seguramente tú también conoces historias de malos jefes que gritan, mandan y no te permiten dar tus opiniones. Sin embargo, al lado de ellos, hay jefes que brillan con su personalidad y motivan a todos los que les rodean. A este tipo de jefes se les llama líderes. ¿Cuál es la diferencia entre ser un jefe y ser un líder? Descúbrelo con estas 5 comparaciones.

1. Vayan vs. vamos

Un jefe quiere mostrar quién manda y quién está abajo en la jerarquía. Por lo tanto, trata a sus subordinados como un equipo bajo sus órdenes. Piensa que los demás están allí para escuchar lo que él quiere decir. En cambio, para un líder, todos son un equipo, incluido él. Pueden tener diferentes áreas, pero están encaminados a un mismo propósito. Nadie se queda atrás y si alguien tropieza, los demás le dan la mano para que todos estén en el mismo nivel.

2. Subir a la cima gracias a los trabajadores vs. subir junto con ellos

Un jefe sube a la cima gracias a los logros de sus trabajadores. Recuerdo a una de mis jefas que alardeaba de los logros obtenidos en el departamento, pero nunca había estado en todo el proceso. Decía: «Yo lo logré» aunque todo el tiempo haya estado en la cima observando cómo todos los demás se esforzaban por subir. En cambio, un líder está presente desde el inicio hasta la finalización de cada proyecto, apoyando, animando y trabajando junto con su equipo. Cuando obtiene los resultados, dice: «Lo hemos logrado», reconociendo la importancia de todos en el proceso.

LEER  ¿Cómo se debe administrar el dinero en la casa?

3. Despertar miedo vs. despertar aprecio

Un jefe despierta miedo mientras que un líder despierta aprecio. Me apena decirlo, pero fue miedo lo que me inspiró por algún tiempo mi primera jefa. Muchas veces se basaba en la mentira para causar intimidación. Frases como «Lo quiero para ayer» o «Si no, atente a las consecuencias» son utilizadas por los jefes para obtener resultados rápidos. Un líder no necesita usar la intimidación, se gana el aprecio y el respeto de sus compañeros. Si propone un proyecto, los demás lo hacen con entusiasmo porque no quieren fallarle. El líder confía en la buena voluntad de sus compañeros.

4. Saber cómo se hacen las cosas vs. mostrar cómo hacerlas

Es muy común encontrarse con jefes que no quieren transmitir todo su conocimiento por miedo a perder sus puestos o para sentirse superiores a los demás. Ellos necesitan sentir que son indispensables para llevar a cabo un proyecto. Por otro lado, los líderes quieren compartir todo su conocimiento porque desean que todo el equipo crezca junto con ellos. Un líder evita sentirse indispensable porque su objetivo es que el equipo avance incluso cuando él no esté presente. Mientras que un jefe utiliza el conocimiento y las habilidades de los demás, un líder distribuye su conocimiento en todo el equipo.

5. Culpar a los demás por las fallas y errores vs. ayudar a repararlos

Un jefe actúa de «Pilato» ante sus superiores, lavándose las manos y culpando a los demás por las fallas y errores. Hace suyas las victorias del grupo, pero en los errores, cada uno asume su responsabilidad. En cambio, un líder toma la responsabilidad de todo su equipo, incluyendo sus fracasos. Busca soluciones antes de recurrir a sus superiores y si tiene que hacerlo, siempre asume la responsabilidad de los errores como propios.

LEER  7 Pasos para Transformar tus Finanzas y Alcanzar la Libertad Financiera: Estrategias Reveladas por Dave Ramsey

Estas son las cinco diferencias principales entre ser un jefe y ser un líder. Pero hay mucho más para convertirse en un líder, y esto lo aprenderás con la historia de Marta, la jefa prepotente.

¡Gracias por su apoyo constante en nuestros canales! Son la razón por la que seguimos creando nuevos contenidos. Hasta la próxima.

Deja un comentario