¿Cómo administrar mi dinero si gano poco?

Controla tus gastos para prosperar tus finanzas. Cree un presupuesto por mes verdadera. Crea tu fondo de urgencia. Paga tus cuentas a final de mes. Dile adiós a las subscripciones o subscripciones que no emplees. Ahorre dinero en compras enormes. Comenzar un plan de inversión.

No lleves bastante dinero en el bolsillo

Gastar dinero es muy interesante, es algo que no puedes negar. Por consiguiente, impide llevar varios billetes en el bolsillo.

Por el hecho de que en la calle vas a encontrar muchas tentaciones de gastar dinero. Si transporta varios billetes en el bolsillo, corre el peligro de desperdiciarlos en cosas inútiles, como dulces o perros calientes.

Ahorra en este momento, da igual cuánto ganes

Entre las respuestas más frecuentes que dan la gente sobre por qué razón no acostumbran a ahorrar es que no tienen idea de qué forma ahorrar si ganan poco. Si deseas romper con el mal hábito, Mercado Pago te proporciona las próximas tácticas para comenzar a ahorrar el día de hoy.

  1. Disciplínese. Religiosamente, toda vez que recibe su cheque de pago, separa el diez%. Con independencia de qué próximamente lo reciba, siempre y en todo momento complete esta sección tan rápido como reciba el pago.
  2. Redacta un presupuesto. Esto le dejará adecentar sus finanzas. Te ofrece una orden y te deja comprender su estado. Anota cuánto ganas por mes, cuánto gastas en servicios. Desde ahí, puede saber el porcentaje de sus capital que debe reservar para costos. Un presupuesto asimismo te va a ayudar a hallar tus objetivos al advertir costos hormiga que disuelven inapreciablemente tu capital (sí, eso del café, los dulces o las patatas fritas son costos hormiga).
  3. Ten un plan. Tener misiones a corto, mediano y largo período te va a ayudar a alcanzarlas, así sea yendo de viaje, aprendiendo para una maestría o creando riqueza siendo dueño de una propiedad.
LEER  Descubre los 10 ladrones de energía que te impiden disfrutar plenamente de la vida

La estrategia 50/20/30

Fintonic ha sugerido múltiples maneras de ahorrar dinero y el día de hoy sugiere prestar particular atención a este simple procedimiento. Te va a ser de enorme herramienta, especialmente si eres joven, vives solo o en pareja, o tienes planeado salir de casa. El 50/20/30 te deja entender cuánto gastas economizando y gastando, y exactamente en qué género de costos gastas el cien% del dinero que ganas. Es muy sencilla:

  • El 50% de tu salario ha de ser designado a costos básicos. Se destinan a hipotecas, recibos de luz, red social, cesta por mes, etcétera. Son costos que debes llevar a cabo sí o sí. De ahí que te cubren el 50% de tu salario, para impedir. Si te sobra algo de dinero, bien. No lo gastes en cosas inútiles y añádelo al siguiente porcentaje.
  • El 20% del dinero que ganes deberías dedicarlo al ahorro. Este dinero va a ser un colchón que te salvará de probables deudas futuras, reformas en tu hogar o cambios en tu familia. Y a propósito, quizás seas joven y aún no lo supongas, pero en el momento en que seas mayor vas a estar complacido de haber ahorrado bastante dinero con este procedimiento.
  • El último 30% se destina a costos personales. En otras expresiones, cualquier cosa que logres llevar a cabo a lo largo del mes. Quizás andas comprando ropa, puedes dedicar un mes plus a ocupaciones de ocio, viajes, o quizás tienes ciertos cumpleaños por venir. Aquí es donde precisas gastar ese 30%. Y te recuerdo, si tienes mucho más, añádelo a tu 20% de ahorro.

Jamás gastes mucho más de lo que ganas

Ese es un consejo evidente, ¿verdad? Bueno, no tanto. La mayor parte de la gente saben que no gastan mucho más de lo que ganan, pero prosiguen cometiendo exactamente el mismo fallo constantemente.

LEER  7 errores comunes que debes evitar al endeudarte: Protege tu dinero

Existen muchas disculpas y justificaciones para reiterar el fallo, pero ten presente que en algún momento va a haber que enfrentar la verdad.

Di adiós a las deudas

Si andas endeudado y deseas prosperar tus finanzas, la primera cosa que tienes que realizar es dejar de gastar mucho más de lo que puedes abonar. La próxima vez que se enfrente a la tentación de gastar, la manera de comprender si verdaderamente es una ocasión que merece la pena es preguntarse: ¿Estoy convencido de que puedo pagarlo después?

Seguidamente, impide a toda costa las deudas que supongan antojos, compras impulsivas o costos insignificantes, pues jamás te reportarán nada positivo. Entender precisamente cuánto gana le va a ayudar a saber cuánto dinero tiene. Realice un rastreo de su salario, propinas, bonos que recibe, incentivos u otros capital auxiliares. En el momento en que tenga toda esta información, descubra qué deuda abonar primero.

Deja un comentario